miércoles, 20 de octubre de 2010

El periodismo basura

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

Me canso de arremeter contra los políticos y su facilidad para mentir, para cambiar de bando o de ideas; me canso de atacar a los gobernantes y su facilidad para sobornarse la conciencia; me canso de vocear contra la jerarquía católica y su facilidad para retorcer las cosas y para escudarse en su condición humana cuando se les pilla in fraganti en graves imposturas o defienden lo indefendible de la pederastia que les concierne...

Pero no me canso de sentir repugnancia hacia los periodistas y los medios que se hicieron cargo de velar por la moral y la ética después de la dictadura franquista, compitiendo con la clerigalla. Y me producen náusea porque, a diferencia de lo que sucede con la religión y sus servidores a los que podemos ignorar olímpicamente no entrando en sus templos, al periodismo y a los periodistas los tenemos hasta en la sopa. Son como las cucarachas: están por todas partes y es muy difícil evitarles en la vida cotidiana. Para rehuirles tendríamos que aislarnos, tendríamos que dejar de leer periódicos y ver casi todas las cadenas y programas de televisión; lo cual es harto problemático. Sea como fuere, el excesivo protagonismo del periodismo en cualquier materia es peligroso, pero el periodismo dedicado a hurgar en las vidas ajenas comunes es especialmente sofocante y aberrante, cuando no causa de desgracias personales.

Y me indignan, porque no basta con no ver esos programas que te asaltan en cualquier esquina del día, sino que esa clase de periodismo, para explicar los programas basura, recurre al cínico argumento de que "es lo que demanda el espectador". Se erige en árbitro de todo, lo juzga todo, no deja títere con cabeza y, como si fuéramos presidiarios, nos sirve bazofia tras bazofia sólo porque nos comemos la bazofia. Tiene la misma catadura que ese empresario que se jacta por ahí de que sus trabajadores perciben salarios de hambre en comparación con lo que gana él, porque le han ido a pedir trabajo. O la misma que el camello o el narcotraficante que alega que vende droga, porque se la piden los drogadictos. Pregunte ese periodismo al periodismo académico. ¿Cree realmente el periodismo académico que, porque lo ve, el espectador "demanda programas basura"? ¿No les induce él y a su constante bombardeo psicológico a que los vea?

El periodismo ha desenfocado su función social que no dista gran cosa de la que tiene la prostitución de salón, si es que alguna vez la ha tenido enfocada y se ha planteado colaborar con los ciudadanos en su engrandecimiento moral.

Por eso digo a menudo que los periodistas han sustituido en los púlpitos, al menos en este país, a la clerigalla. Esta ha perdido prácticamente toda la influencia que tuvieron en los regímenes absolutistas y luego en la dictadura. El testigo de la influencia ha pasado a manos de los periodistas con su pluma, con su verbo y su vida personal. El periodismo tiene, o debiera tener, mucho de ascetismo. Sin embargo, con el pretexto de dar lo que demanda el espectador, por un lado, exprimiendo la bajeza que hay en el ser humano en cuanto se le atizan un poco los instintos, por otro, y con el enorme influjo que ejerce la "cultura" pasiva recibida a través de la televisión, el periodismo -ese periodismo basura- está llevando tan lejos su voracidad, que le degrada y degrada a los espectadores; está creando monstruos en lugar de reforzar la dignidad del ciudadano.

Hacer caso del quiasmo de Lope de Vega cuando dice que "Si el público es necio, es justo hablarle en necio para darle gusto" porque conviene a la otra "cultura" implacable, la del dinero; hacerse pasar el periodismo por tutor de la ciudadanía, unas veces, y otras por orientador moral para sacudirse al final su responsabilidad moral es una de las maniobras más perversas en la sociedad moderna que convierte, por este simple hecho, a la democracia en demagogia liderada y rentabilizada por el periodismo marrón.

La ley penal debiera condenar el periodismo basura, estupidizante y embrutecedor, aunque sólo fuera por la salud mental y global del ciudadano. Debiera condenarlo como condena el narcotráfico o el tráfico de órganos. Yo diría que sólo debiera levantar la veda cuando permitiesen la venta libre de todos los estupefacientes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bendiciones!

Buena pesca

Buena pesca
Una conversación con pescadores en algún lugar de este sufrido país en compañía de la Peki Crazy

Balseros

Balseros
Balseros cubanos en el Canal de Panamá. Lugar 'Empire Range'. Estos escenificaron una reyerta y dos escaparon y al intentar cruzar a el canal de una orilla a otra, la muerte los sorpredió. Muchos están en EE.UU. Bien, al centro, su servidor, Rogelio Córdova con algunos jefecitos del Comando Sur.

East PTY Caña Blanca

East PTY Caña Blanca

Coquira Port. East PTY

Coquira Port. East PTY
good fish and good brews

Coastway PTY

Coastway PTY

Compai Raco

Compai Raco
En el campo, en casa de familiares de Olga Echemendía Guzmán. 1988, Camagüey, Cuba. Buenos tiempos aquellos.

Campiña interiorana. ¡Viva Panamá!

Campiña interiorana. ¡Viva Panamá!

Hermosa vista desde el Coastway. Los gringos añoran Panamá

Hermosa vista desde el Coastway. Los gringos añoran Panamá
De hecho muchos son los estadounidenses que ven a Panamá como un destino para quedarse a vivir. Lo malo, es que viene mucha gente de otros lugares del mundo imaginando que puede hacer fortuna. Si tienes dólares puedes lograrlo. Si no tienes dólares...Vete a Miami.

Puente Centenario PTY

Puente Centenario PTY

East PTY

East PTY

Sólo para millonarios

Sólo para millonarios
Más del 50% de la energía eléctrica que se consume va dirigida a los centros comerciales. Y así nos suben el precio de tarifas eléctricas como si tuviéramos culpa de ello. No es justo. WTF!

Pedaleando

Alter Brigde

Nevada en USA

Nevada en USA
El viejo anduvo de paseo por los 'State' disfrutando de la nieve, mientras que yo me quiero largar a cuba a gozar del calol caballeero....!

Peki: The crazy dog

Peki: The crazy dog
Nos dimos cuenta que estaba 'rayaá' cuando se comió un pedal de bicicleta con apenas unos cuantos meses de nacida.

La prensa en acción

La prensa en acción
En Darién, comunidad de El Real. A mi derecha Scott Dalton, gringo loco que fue a Colombia a grabar la vida de un delincuente. Durante la grabación, el entrevistado murió a tiros por la Policía.

A los cubanos les cuesta vivir fuera de Cuba

A los cubanos les cuesta vivir fuera de Cuba
Con estas nuevas reformas migratorias, muchos cubanos están experimentando los nervios de "salir" Quizás por las dificultades o las prohibiciones, el viajar se ha convertido en una obsesión de muchos. Es muy positivo, ya que hay una errónea idea dentro de Cuba en algunos sectores sobre todo los mas jóvenes, de que cuando uno se va todo se resuelve. Este es el caso de muchos que cuando llegan a un país fuera de Cuba y ven el ritmo del trabajo, las tensiones y las obligaciones, les cuesta adaptarse e incluso ya ha habido quien ha regresado a Cuba. Una de las causas de esta forma de pensar es que en algunos casos los familiares que mandan las ayudas a Cuba no dan detalles de cuanto les cuesta estos esfuerzos y los beneficiados solo ven llegar los envíos y remesas. Incluso hay dentro de Cuba, personas con mas lujos que sus familiares en el extranjero. En las escuelas se pueden ver muy jóvenes compitiendo con sus Ipods, play stations, Xbox o ropas de las marcas mas caras. (Tomado de CubaLlama)

Todos vuelven....

Todos vuelven....