Lectores del Blog

martes, 24 de noviembre de 2009

La Internacionalista. Parte II (De los Cuentos desde la Cripta)


"Condenadme, no importa, la historia me absolverá", Fidel Castro

Tema musical: Una palabra (by Carlos Varela)

El sol y los vientos alisios del norte peinaban al pequeño istmo que une a las dos Américas y la internacionalista, a quien llamaremos Guanajaira, al fin cumplió sus sueños anhelados: salir de Cuba.

Buscaba ayudarse, pero sobre todo a su familia. Tuvo un hijo con Reinert y parecían ser la familia feliz. Hasta que un día, comenzó a enviar cartas a su mamita Rigoleta, que estaba aun en el paraíso tropical, porque sentía que no podía ayudarlos.
En una de esas cartas expresaba lo siguiente: “con este cuerpo me puedo conseguir a cualquier millonario”. Ella lo decía porque tenía cuerpo de una ‘teeneger’. Y con eso de querer conseguir trabajo, lo encontró gracias a una perra isleña. Su oficio hacer ‘table dance’ en ‘Le Palace’. Le hacía strep-tess a viejos millonarios. Halló lo que buscaba.
Tema musical: Tu Cárcel (By Marco Antonio Solis)
El señor Don pomposo Méremerito Sinforoso Benedicto VII, multimillonario cagón de cuatro esquinas y a quien le gusta romper foninos de cualquier cosa que tenga Cri-K, se adueñó de la mujer de Reinert. Se la singaba por el ‘chiquitito’ todo el tiempo que quería, pues la perra de la isla, o sea, su amiga, era la alcahueta.
Le puso un apartamento y le hacía poner toda clase de lencería, pero más bien, la uniformó con medias y ligas de encajes color blanco. Era un ser depravado. Aquel era ‘candela’. Tenía varias mujeres y ya había matado a una, porque aquella decidió dejarlo e irse con un hombre joven. ¡Qué vida le dio a la cubana de su vidaza!: alcohol, sexo desenfrenado y de la forma más depravada, enfermedades venéreas de toda clase y droga. ¡Qué porquería!
Tema musical: Como los peces (by Carlos Varela)

Mejor los dejo ahí porque me voy a vomitar por lo volátil que tengo mi imaginación.
pd: Ya no habrá más cuentos de la Internacionalista, porque cada vez que escribo esto, termino llamando a Hugo: Uuuuuuhhhgooooooo......Uuuuuhhgooooo.....! (efecto de sonido cuando uno vomita...jejejejeje...)

3 comentarios:

  1. En realidad fue o es lo que en Cuba llaman jinetera.
    Leyendo un poco veo que dices tu niñez no fue interesante; la mía sí y me fui de Cuba a los 14 años.
    Después he sido desde actriz porno hasta maestra. Como varían las cosas.

    ResponderEliminar
  2. No necesariamente. Son personitas que están tranquilas. Pero de forma inconsciente buscan la forma de ayudarse asimismas y a su familia engañando al extranjero. Cierto que hay jineteras que van al tiro sin asco. Pero todas las cubanas en su mayoría buscan la forma de salir de Cuba. Si la saca un pobre, lástima, porque a los meses lo abandona por un rico.

    ResponderEliminar
  3. Esa es una vía que muchas chicas siguen y no las critico y conozco a algunas que son muy buenas muchachas.
    Yo empecé a hacer porno a los 17 años y ya estaba hacía un tiempo fuera de Cuba. En Cuba no jineteé pues era una niña.

    ResponderEliminar

Bendiciones!

Alter Brigde

Pedaleando

Transporte socialista y Revolucionario...jajajaja Pedaleando II

East PTY Caña Blanca

East PTY Caña Blanca

East PTY

East PTY

Puente Centenario PTY

Puente Centenario PTY

Coastway PTY

Coastway PTY

Campiña interiorana. ¡Viva Panamá!

Campiña interiorana. ¡Viva Panamá!

Hermosa vista desde el Coastway. Los gringos añoran Panamá

Hermosa vista desde el Coastway. Los gringos añoran Panamá
De hecho muchos son los estadounidenses que ven a Panamá como un destino para quedarse a vivir. Lo malo, es que viene mucha gente de otros lugares del mundo imaginando que puede hacer fortuna. Si tienes dólares puedes lograrlo. Si no tienes dólares...Vete a Miami.

Coquira Port. East PTY

Coquira Port. East PTY
good fish and good brews

Sólo para millonarios

Sólo para millonarios
Más del 50% de la energía eléctrica que se consume va dirigida a los centros comerciales. Y así nos suben el precio de tarifas eléctricas como si tuviéramos culpa de ello. No es justo. WTF!