miércoles, 28 de diciembre de 2011

Feliz Navidad: Y se las sacamos a los Seals

Por Rogelio Córdova

Feliz Navidad, así llegó la soldadesca estadounidense a las humildes casas de El Chorrillo, San Miguelito, y diversos barrios de gente con pocos recursos económicos o pobres, cómo quieran llamarlos, repartiendo balas y bombas por doquier. Pero cómo alguien me dijo por ahí, no caigamos en el show mediático de países poderosos. Independientemente del hombre llamado Manuel Antonio Noriega, la institución, Fuerzas de Defensa, luchó por patriotismo, por la soberanía panameña.

Mientras miles de nosotros celebramos estas fechas, olvidamos definitivamente, que los muertos aun claman por justicia: por justicia divina y terrenal.

A continuación el relato de un panameño patriota, que hizo un relato, pero no dejó señas de quién se trata, se desconoce su autor. Aquí trataremos de recrear un poco sin perder la fidelidad y objetividad de su historia.

Fueron muchos las compañías, batallones, escuadrones e institutos militares de las Fuerzas de Defensas panameñas que en pleno desarrollo armamentista, tuvo que enfrentarse al ejército del Tío Sam y no digo que sea el más poderoso, porque no es cierto, pero en esa época 1989, nosotros no teníamos la tecnología militar que ellos ostentaban.

El 19 de diciembre de 1989 a las 11:45 de la noche inicia una campaña bélica, llamada a una invasión en territorio panameño con el nombre de Operación "Causa Justa" , con la excusa de sacar a Noriega del poder y capturarlo para entregarlo a los Estados Unidos, mientras, entre las primeras horas de la madrugada del 20 de diciembre, los militares panameños y el pueblo civil, fueron sorprendidos con un espectacular y brutal ataque, que provocó la respuesta de nuestro pequeño, pero, valiente ejército, que con coraje y dignidad lucha contra un adversario que nos supera infinitamente en material de guerra, vehículos y soldados, pero eso no importaba, nosotros estábamos decididos a defender el suelo sacro panameño, y con toda su nueva tecnología nos subestimaron y los sorprendimos, derribándoles varios helicópteros AH-64, helicópteros Apache, inutilizamos tanques M-1 Abrahams, le dimos de baja (le sacamos la chucha) a casi todo un pelotón de soldados Seals (fuerzas especiales) en el aeropuerto de Paitilla, que hasta hora, todavía se preguntan cómo jodimos a uno de sus cuerpos elites, el ataque a morterazos de la base gringa de Quarry Hights, acribillamos a los paracaidistas en río Hato y cuando caían en la lama (lodo) en la bahía de Panamá Viejo y emboscamos a soldados gringos en los callejones de la ciudad de Panamá con nuestras Ak-47 y muchos cayeron, para luego mandárselos a sus familias en bolsas negras, pero como la política de los U.S.A es de desinformar y hacer creer que a ellos no les están sacando la madre, dijeron que sus bajas eran de solo 20 unidades y que no le jodimos ninguno de sus equipos, pues "mentira"! más sin embargo, hay informes que dicen en Washington que hasta el avión furtivo de alta tecnología y que no es detectado por los radares fue astillado por el fuego antiaéreo o sea que casi le derribamos un avión de centenares de millones de dólares y ¿a eso le llaman tecnología de punta?, estos en su orgullo no podían permitir esa humillación y decidieron bombardear a mansalva a todo un pueblo, todo un barrio popular, con varios aviones furtivos, aviones bombarderos AC-130.



Desde el cerro Ancón bombardeaban un cuartelito a punta de morteros y cañonazos desde la bahía de Panamá, nos doblegaron, nos masacraron, nos asesinaron y dicen que son libertadores de pueblos, ellos son los "genocidas", desparecieron a nuestra gente, cuando descubrimos las fosas comunes, habían cadáveres de civiles, cadáveres con uniforme militar sin sus botas y de niños con tiros de gracia, todas las osamentas y amarrados de pies y manos, hay declaraciones de un soldado puertorriqueño que vió llegar camiones llenos de cadáveres panameños a la base aérea de Albrook y depositarlos en un avión Hércules que luego despegó con destino a una base militar gringa en Honduras, o sea que también nos desaparecieron.

Ellos se fueron a celebrar a los barrios de los ricos su victoria, la cual nos costó 4,000 vidas y esta no es una suma exacta, existen variantes, porque fue el pueblo pobre el que murió y sacrificó su vida, no fueron los rabiblancos, ni tampoco los tontos de sus seguidores, llamados civilistas y que son los que están en el poder y le han dado la espalda a esos tontos de sus seguidores que eran también del pueblo, las Fuerzas de Defensa de Panamá y lo que era la Guardia Nacional hicieron más obras sociales, caminos de acceso (carreteras), escuelas, universidad gratis y de presupuesto accesibles, soluciones habitacionales, ayuda al campesino y mucho más en 21 años de dictadura, que los que tienen el poder hoy día (capitalistas y rabiblancos) en 20 años de democracia.

Por eso decimos, abajo Noriega y arriba las Fuerzas de Defensa o Guardia Nacional en su momento, la historia los compensará soldados valientes, pero con un sentido nacionalista y social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bendiciones!

Alter Brigde

Pedaleando

Transporte socialista y Revolucionario...jajajaja Pedaleando II

East PTY Caña Blanca

East PTY Caña Blanca

East PTY

East PTY

Puente Centenario PTY

Puente Centenario PTY

Coastway PTY

Coastway PTY

Campiña interiorana. ¡Viva Panamá!

Campiña interiorana. ¡Viva Panamá!

Hermosa vista desde el Coastway. Los gringos añoran Panamá

Hermosa vista desde el Coastway. Los gringos añoran Panamá
De hecho muchos son los estadounidenses que ven a Panamá como un destino para quedarse a vivir. Lo malo, es que viene mucha gente de otros lugares del mundo imaginando que puede hacer fortuna. Si tienes dólares puedes lograrlo. Si no tienes dólares...Vete a Miami.

Coquira Port. East PTY

Coquira Port. East PTY
good fish and good brews

Sólo para millonarios

Sólo para millonarios
Más del 50% de la energía eléctrica que se consume va dirigida a los centros comerciales. Y así nos suben el precio de tarifas eléctricas como si tuviéramos culpa de ello. No es justo. WTF!